Cada vez hay más gente que sufre obesidad o sobrepeso que busca formas rápidas de adelgazar y ven la infusiones como una buena alternativa. El sobrepeso es una condición física que va más allá de los problemas en la percepción de nuestra propia imagen y autoestima. Y es que es un importante factor de riesgo para otras enfermedades. En Welthy, estamos comprometidos en mejorar la salud de las personas cuidando su alimentación, pero hay que ser consciente de que el sobrepeso y la obesidad se deben tratar siempre de forma integral, no existen recetas mágicas. Esto significa que debemos hacer un cambio de hábitos, aumentar la actividad física y controlar la alimentación. No obstante, hay plantas que pueden ayudarnos a controlar el peso. Hay que dejar claro que ninguna de estas infusiones para perder peso son milagrosas, no te harán adelgazar por sí solas, pero si pueden ser de gran ayuda para ciertos aspectos relacionados con el sobrepeso. En el siguiente artículo del Blog de Welthy te hablaremos sobre los distintos tipos de infusiones para adelgazar, las propiedades que nos ayudan a ello y otros beneficios que podemos aprovechar a través de su consumo. ¡Sigue leyendo y te lo explicamos!

¿Cómo bajar peso con infusiones?

Como acabamos de explicar en la introducción, en las plantas pueden jugar un papel en el control del sobrepeso y la obesidad, pero nunca serán la única y milagrosa solución. Si queremos aprovecharnos del poder de las infusiones para adelgazar, conocido médicamente como fitoterapia, siempre debe ser como complemento a otros tratamientos, tal y como hemos demostrado en Welthy (menús saludables, control nutricional, coaching nutricional…).

Pero, ¿Cómo se puede bajar de peso con infusiones?, ¿Cómo actúan estas plantas para ayudarnos a adelgazar? A continuación te explicamos las razones científicas detrás de su efectividad, ya que no todas actúan igual:

Nos sacian

Algunas de las infusiones para adelgazar que encontrarás en este artículo tienen un efecto saciante. Esto significa que al tomárnosla, nos sentimos más llenos y, de este modo, tendemos a comer menos comida de lo normal. Las infusiones saciantes para adelgazar suelen hacerse con plantas ricas en mucílagos. Los mucílagos son unos polisacáridos que nuestro sistema digestivo no puede digerir y que tienen una gran capacidad de absorber agua. Esto hace que, cuando están en el intestino formen una especie de gel que aumenta tanto su tamaño como el tamaño del bolo fecal. La consecuencia más notable de esto es que, al aumentar su tamaño, nuestro cuerpo tiene la sensación de estar lleno, por lo que no sentimos la necesidad de comer tanto. Pero también tiene propiedades hipoglucemiantes y hipolipemiantes, que pasado a un lenguaje terrenal, significa que disminuye la capacidad de absorción de los azúcares y las grasas. Si quieres más información, en el siguiente artículo puedes conocer los alimentos más saciantes con menos calorías.

Aceleran el metabolismo

A la hora de perder peso debemos conseguir dos cosas: por un lado, ingerir menos calorías de lo que hacíamos hasta el momento, por otro lado, aumentar las calorías que nuestro cuerpo gasta durante el día. Esto segundo, se consigue aumentado la actividad física y el gasto energético de nuestro cuerpo, pero hay ciertas infusiones para adelgazar que nos pueden ayudar a ello. Se trata de las que se hacen con plantas termogénicas, las que nos provocan termogénesis. ¿Que qué significa termogénesis? Pues es un mecanismo mediante el cual se activa la liberación de calor (energía) de nuestro cuerpo, lo que hace aumentar el gasto calórico.

Controlan ansiedad

El hambre emocional, también conocido como ansiedad por comer, es una forma de relacionarse con la comida cada vez más común en nuestro sociedad altamente estrasada. Esta es una forma de estrés en la que la ansiedad se manifiesta a través del comer: atracones, comidas altas en grasas y azúcares, descontrol alimentario… Hay ciertas plantas que, tomadas mediante infusión, pueden ayudarnos a tratar el problema de base, la ansiedad, y así evitar que tengamos estos ataques de glotonería. 

Eliminan líquidos

El edema, lo que popularmente conocemos como retención de líquidos, es una condición física que define la acumulación excesiva de líquido intersticial, o lo que es lo mismo, de líquido en los tejidos de nuestro organismo. A pesar de que en la mayoría de los casos esta enfermedad no reviste mayor gravedad, en ocasiones sí debe tratarse con medicación para prevenir enfermedades en los riñones, hígado o corazón. Las principales causas de la retención de líquidos son un estilo de vida sedentario, insuficiencias cardíacas y las dietas desequilibradas -especialmente si son muy ricas en sal-. El caso es que existen distintos tipos de infusiones diuréticas que nos pueden ayudar a eliminar esa retención de líquidos.

Té para adelgazar

Y ahora que ya hemos hecho esta necesaria introducción, vayámonos a lo que seguramente te importa, los tipos de infusiones para adelgazar. La realidad es que hemos intentado hacer una lista lo más completa posible, pero no debes perder de vista lo que venimos comentando a lo largo del artículo: que  ninguna de estas infusiones es un milagro quemagrasas y que si quieres perder peso de forma saludable, lo mejor es un tratamiento integral, como el que te ofrecemos con los menús a domicilio para adelgazar de Welthy. Dicho esto, aquí tienes los distintos tipos de té para adelgazar:

Té verde

El té verde es una de las infusiones más populares y uno de los mejores tipos de infusión para adelgazar. A la hora de perder peso, el té verde actúa de varias formas. Por un lado, nos permite activar nuestro metabolismo mediante la termogénesis, aumentando el gasto basal y haciendo que quememos más calorías. Por otro lado, y a diferencia de otros tipos de infusiones, ayuda a reducir el apetito y hacer que tendamos a comer menos. Finalmente, se trata de una infusión con altos niveles de antioxidantes, por lo que también nos ayudará en la salud celular y de la piel.

Té de jengibre

Son conocidas por muchos las propiedades del jengibre para tratar catarros y resfriados, siendo esta infusión -junto con limón y miel-, uno de los remedios más usados en esas situaciones. Pero la realidad es que su acción puede ir mucho más allá, ayudándonos a adelgazar. El sobrepeso y la obesidad crean un estado de inflamación crónica causada por la acumulación de grasas en los tejidos de nuestro organismo. Las propiedades antiinflamatorias del jengibre, junto con sus antioxidantes, pueden ayudarnos a tratar esa inflamación. Por otro lado, también ayuda en la digestión, a metabolizar los nutrientes y eliminar el exceso de grasa de nuestro organismo, en general, y del hígado, en particular. Finalmente, también nos ayuda a aumentar el gasto energético, necesario para gastar más calorías.

Té negro

No podíamos dejar de hablar del té negro, otra de las variantes que podemos obtener de la planta Camelia Sinensis. A diferencia de otras tipología de té, como el té verde y el té matcha, el té negro tiene una oxidación del 100%, lo que le aporta ese color -y sabor- tan característico. Esta infusión, una de las más populares en todo el mundo, especialmente en el Reino Unido, también nos puede ayudar a perder peso. En comparación con el verde, el té negro tiene una mayor cantidad de cafeína, lo que aumenta su capacidad de termogénesis. Como ya hemos explicado, eso aumenta el gasto calórico de nuestro organismo. Por otro lado, los estudios demuestran que el té negro también puede influir en nuestra microbiota, cambiando la proporción de bacterias intestinales. En ese sentido, su consumo puede ayudarnos a bajar el porcentajes de aquellas asociadas a la obesidad y aumentar las que se asocian con una correcta masa corporal.

Té matcha

El Té matcha es otro de los tipos de té que podemos usar para perder peso. Se obtiene de la misma planta que el té verde, no obstante, su elaboración es distinta, lo que le proporciona otras propiedades. La principal diferencia es que, en las semanas anteriores a la cosecha, se evita el contacto entre la planta y el sol, lo que hace que aumente la producción de clorofila y le da ese verde tan característico. Por otro lado, se tritura toda la hoja, lo que aumenta la cantidad de muchos de sus componentes. De esta forma, podemos obtener la mayoría de los beneficios que nos aporta el té verde consumiendo una cantidad menor. Eso sí, debes tener en cuenta que tiene unos niveles de cafeína mucho más elevados, razón por la cual no es recomendable consumirlo por la tarde o si sufres de estrés/ansiedad.

Té verde o té negro para adelgazar, ¿Cuál es mejor?

Hay mucha gente que se pregunta cuál es mejor para adelgazar, el té verde o el negro. Tal y como has podido ver en el apartado anterior, los dos están dentro de los tipos de té para perder peso, por lo que ambos pueden ayudarte. De hecho, si abrimos el abanico, podemos decir que todos los tipos de tés nos ayudarán a perder peso ya que, al fin y al cabo, todos proceden de la misma planta. Pero la realidad es que sí que hay diferencias entre los dos tipos que pueden servir más a algunas personas y menos a otras. Intentaremos explicarlo para que puedas decidir por ti mismo cuál te será más útil.

Por un lado, el cuerpo y sabor del té negro le confieren un mayor poder saciante que el té verde, razón por la cuál te puede llevar a consumir menos calorías a lo largo del día. Además, su mayor cantidad de cafeína, también hará que su poder termogénico sea más elevado. Pero es precisamente esa cafeína la que puede ser un obstáculo para que algunas personas la incluyan en su plan para perder peso, ya que puede aumentar la ansiedad y el estrés -lo que puede llevarnos a atracones y dificultar el descanso-.

¿Cuál es mejor?

Así las cosas, la respuesta más lógica sería decir que cada cual elija el que mejor se ajuste a sus necesidades. Ambos nos pueden aportar beneficios para la pérdida de peso y dependiendo de la situación de cada persona puede irnos mejor uno u otro. Eso sí, lo recomendable es siempre consultar con una nutricionista o médico qué infusión sería mejor para nuestra solución.

Otros tipos de infusiones para adelgazar

Más allá de los tés, hay muchas otras plantas y tipos de infusiones para adelgazar. A continuación te explicamos algunas de las más efectivas y populares:

Infusión de agua y limón

La bebida de agua y limón es uno de los mejores diuréticos naturales, lo que la convierte en una perfecta opción a la hora de tratar la retención de líquidos. Habitualmente, se recomienda tomárnosla en ayunas, justo antes de desayunar, aunque también podemos hacerlo en cualquier otro momento del día, especialmente si eres de los que les cuesta tomar agua regularmente. Por otro lado, el agua con limón puede ser una buena forma de prevenir y tratar el estreñimiento, ya que ayuda a reblandecer las heces y evitar retenciones.

Infusión de cola de caballo

La cola de caballo es una de las infusiones más efectivas para tratar la retención de líquidos, razón por la cual la incluímos dentro de las infusiones para adelgazar. La capacidad diurética de la cola de caballo es impresionante, de hecho, puede ayudarnos a aumentar la micción en más de un 30%. Por otro lado, nos confiere un gran poder de hidratación y puede ser una fantástica alternativa para prevenir la flacidez que puede aparecer cuando tenemos una pérdida de peso acentuada.

Infusión de alcachofa

La alcachofa no es únicamente un producto gastronómico de primer nivel, también es una planta que, infusionada, es uno de los mejores tipos de infusiones para adelgazar. Así como sucede con la cola de caballo, la alcachofa es un gran diurético, por lo que nos puede ayudar con la retención de líquidos. Otro de los beneficios de esta infusión es que tiene propiedades antiinflamatorias.

Infusión de manzanilla

Para dormir, para la digestión, para los golpes… ¿Parece que la manzanilla sirve para todo, no? Pues a todo esto ahora le deberás sumar su capacidad para ayudarnos a perder peso. La manzanilla está sin duda entre las infusiones más populares de todo el mundo y, además de su poder relajante, que nos ayudará a tratar la ansiedad por comer, también nos aporta propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a tratar la obesidad.

Infusión de abedul

El abedul es otra de las infusiones más recomendadas a la hora de eliminar líquidos. Pero además, tiene muchas otras propiedades que nos pueden ser de ayuda para perder peso. La primera de ellas es que nos ayuda a eliminar la concentración de colesterol en sangre por su alto contenido en saponinas, algo que aunque no se note en la báscula sí que se notará en la salud. Por otro lado, y aunque tenga un sabor realmente dulce, es un buen remedio para regular los niveles de glucosa en sangre. De este modo, evita los picos de insulina y las consecuentes ansias de comer (cuando bajan).

Infusión de ortosifón

El ortosifón, planta que quizás conoces por el nombre de té de Java, es otro de los mejores tipos de infusiones para adelgazar. La principal razón para incluirla en esta lista es su capacidad para combatir la retención de líquidos. Y es que esta planta tiene un gran poder como diurético, pero a diferencia de otras, su alto contenido en minerales hace que no afecte ni a la tensión arterial ni a los electrolitos. Eso sí, no está indicada para personas con insuficiencia renal o cardíaca.

Infusión de bardana

La bardana es una de las plantas con un mayor contenido de mucílagos. Aunque ya lo hemos explicado antes, te lo volvemos a repetir para que te quede más claro. Los mucílagos son un tipo de polisacáridos que, una vez en nuestro organismo, absorben el agua y aumentan su tamaño. Esto nos hace sentir mucho más saciados, haciendo que comamos menos cantidad.

Infusión de garcínia

Y llegamos al último de los tipos de infusiones para adelgazar, la garcínia. Aunque debes saber que esta infusión también puede ser muy útil después de perder peso, cuando entramos en la etapa de mantenimiento. Este poder se lo otorga su gran poder saciante y que tiene la capacidad de impedir que los carbohidratos se transformen en grasa. Eso sí, si llevamos una dieta alta en fibra, este nutriente puede impedir la acción de la garcínia. Es por eso que si sufres estreñimiento, es mejor optar por una dieta alta en fibra que beber infusión de garcínia.