¿Has escuchado hablar de las energy balls, protein balls o energy bites? Pues si aún no lo has hecho no vas a tardar en hacerlo, porque son la última tendencia que ha entrado con fuerza en el mundo de la nutrición y el entrenamiento. Realmente, las energy balls no dejan de ser una versión simplificada -y muy rica- de las típicas barritas energéticas. Es decir, un producto pequeño, de poco mordisco, que nos da fuerza y energía para seguir con el entrenamiento o para evitar caer en la tentación de comer otros productos menos sanos entre horas. ¿Quieres conocer la versión Welthy de la receta de energy balls? En el siguiente artículo del blog de Welthy te explicamos como hacer este snack paso a paso y de forma facilísima. ¡Sigue leyendo!

¿Qué son las energy balls?

Las energy balls, que como ya hemos comentado también se pueden conocer con el nombre de energy bites o protein balls son un snack con un contenido muy elevado de fibra y proteína, lo que los convierte en una herramienta perfecta para darnos un aporte extra de energía.

Como su nombre bien indica, tienen forma de pelotas, como trufas, por lo que son muy fáciles de llevar a cualquier sitio y tomárnoslas sin problema. Pero la comodidad no la encontramos únicamente en el poder llevárnosla a cualquier lado, sino que también está en su preparación. Son extremadamente fáciles de cocinar, no necesitan ser horneadas ni ningún otro tipo de cocción y el resultado es simplemente espectacular. ¿Quieres saber la receta de las energy balls? ¡Te la explicamos!

Energy Balls: ingredientes

  • Almendras, 140 gramos
  • Nueces, 120 gramos
  • Dátiles, 60 gramos
  • Pasas, 260 gramos 
  • Coco rallado, 75 gramos
  • Cacao en polvo (opcional), 35 gramos

Receta de Energy Balls paso a paso

Ya te hemos explicado que la receta de energy balls es extremadamente sencilla, ahora verás hasta qué punto es así:

  1. Primero de todo, añadimos todos los ingredientes que hemos mencionado anteriormente (con la única excepción del coco) en una thermomix o en un vaso triturador.
  2. Una vez los tengamos todos juntos, trituramos hasta que obtengamos una pasta homogénea. Si te queda con una textura pegajosa no debes preocuparte, es así mismo como debería quedarte.
  3. Retiramos la masa y la dejamos reposar en la nevera durante treinta minutos. El objetivo de este paso es que se vuelva más dura y maleable para darle forma.
  4. Ha llegado el momento de darle forma de bola. El resultado final deben ser como trufas de aproximadamente 15 gramos cada una. Para ello, lo mejor es humedecerte las manos y bolear la pasta hasta que quede bien redonda.
  5. Cuando ya tengan la forma deseada, será el momento de rebozarlas con el coco rallado.
  6. Ahora que ya las tienes preparadas, solo debes dejarlas en la nevera durante 30 minutos más y estarán listas para comer.
  7. Estas energy balls se pueden conservar en la nevera durante 2 semanas, mientras que si las pones en el congelador te pueden durar varios meses.

Variaciones de la receta

Ya se sabe, para gustos colores, e igual que hemos puesto el cacao en polvo como ingrediente opcional, hay muchos otros productos de esta receta que podemos cambiar para conseguir unas energy balls cien por cien personalizadas:

  • En vez de nueces y almendras como en la receta Welthy puedes utilizar otros frutos secos como cacahuetes, avellanas o anacardos.
  • Con la misma base también puedes hacer barritas energéticas. Se llaman energy balls por su forma redonda, pero puedes hacer la forma que te dé la gana.
  • Nosotros las rebozamos con coco rallado, pero también puedes usar frutos secos rotos o chocolate puro rallado. De hecho, hasta le puedes añadir un poco de sal maldon para darle un sabor más distinguido.

Beneficios de las energy balls

Las energy balls son una combinación de proteínas, carbohidratos, fibra y grasas saludables muy saciantes. Cada una de estas bolas te aporta 149 calorías (las de nuestra receta), por lo que son una forma fácil y sencilla de prevenir bajadas de azúcar o alimentarnos post entrenamiento sin tener que recurrir a ultraprocesados u otros alimentos nocivos.

Si a esto le sumamos que son muy fáciles de llevar y transportar, las convierten en un tentempié saludable ideal tanto antes como después del entrenamiento.

Cuándo debemos comer energy balls

No hay un momento perfecto para comerlas, de hecho, eso va a depender de tus horarios y forma de vida. Pero de forma genérica, son ideales para comer: antes de hacer ejercicio, después de hacer ejercicio y a media tarde:

  • Antes de hacer ejercicio: nos dará una dosis extra de energía para poder sostener la actividad durante más tiempo o con más intensidad.
  • Después del ejercicio: acabado el entrenamiento, tu cuerpo necesita combustible para reponerse. Las energy balls son el alimento perfecto para nutrir tus músculos y ayudarlos a recuperarse.
  • Entre comidas: ya sea a media mañana o a media tarde, el picar entre horas suele ser el responsable de la mayoría de la sobre ingestas calóricas a lo largo del día. En estos casos, tener a mano una alternativa saludable puede marcar la diferencia en la báscula y en nuestra salud.
  • Pico de ansiedad: cuando estamos nerviosos o estresados por algo, es habitual que nos de por comer, además, comer productos poco saludables. En estos momentos, las energy balls pueden ser un sustituto muy saciante y saludable ante los atracones de ultraprocesados. 

¿Cuántas energy balls puedo comer al día?

Partiendo de la base de que en exceso nada es bueno ya puedes intuir que también las energy balls se deben comer con moderación. Más que nada porque, como hemos dicho antes, cada una de estas bolitas energéticas te aporta 149 kcal, por lo que en exceso también te puede llevar a un superávit calórico que se acumule en forma de grasa.