El frío va desapareciendo, los días cada vez son más largos y el Sol asoma cada vez con más intensidad, ¡Ya es primavera! Ha llegado la época de la floración, la antesala del verano y la pesadilla de los alérgicos, e igual que cambiamos nuestro armario para adaptarnos a la nueva estación, también debemos adaptar nuestra cocina de cara a esta temporada. ¿Te preguntas qué comer en primavera? En Welthy tenemos claro que es una de nuestras premisas sobre la alimentación saludable es el hecho comer de temporada.

A día de hoy, es muy fácil encontrar cualquier fruta o verdura durante todo el año, siempre en perfecto estado y frescas, no obstante, el sabor no siempre es el mismo. Y es que la realidad es que cada producto tiene su temporada, y si bien en la actualidad podemos reproducirlos -o importarlos- fácilmente durante todo el año, no es lo más sostenible ni para el medio ambiente ni para nuestro paladar.

En el siguiente artículo de Wetlhy te explicaremos qué comer en primavera para adaptar tu alimentación a esta nueva estación. ¡Sigue leyendo!

La importancia de comer de temporada

Como ya hemos dicho, a día de hoy solo basta con entrar en un supermercado para encontrar casi cualquier producto imaginable. Algo que hace unos años era impensable, como por ejemplo, comer melones en invierno, en la actualidad es algo completamente normal que no nos sorprende. Aunque cada vez es más la gente que vuelve a comer de temporada (como abogamos en el manifiesto de Welthy) aún queda mucha gente que no es consciente de los beneficios de esta práctica, tanto para nuestro cuerpo como para el planeta.

Todas las plantas y animales tienen sus ciclos vitales, que dependen del tiempo y las estaciones. La luz, la temperatura o el agua disponible, son vitales para que puedan desarrollarse correctamente. Esta es la razón por la que las sandías se producen en verano o las mandarinas lo hacen en invierno y que, aunque podamos encontrarlas en las estanterías del supermercado, ni el precio ni el sabor es el mismo.

En la sociedad actual, casi cualquier producto se puede cultivar en invernadero o importarse de otro país, pero el primero no logrará tener el mismo sabor y el segundo supone un impacto muy elevado para nuestro planeta. ¿No sería más lógico, tanto a nivel ambiental como a nivel gastronómico comer lo tenemos disponible en cada momento?

¿Por qué es mejor un producto de temporada? Básicamente porque ha crecido con las condiciones climáticas óptimas, porqué ha sido recogido en el punto perfecto de maduración y porqué no se ha tenido que mover para llegar a tu plato. Todo esto junto hace que el precio sea más bajo, que su contaminación sea mínima y su sabor mucho más intenso.

Qué comer en primavera

Si te preguntas qué comer en primavera, una buena forma de saberlo es fijarte en el precio de los productos o la facilidad para encontrarlos. Los productos de temporada son más abundantes y mejores de precio que cuando no lo son. Esto se debe a que hay ahorros de almacenamiento o de transporte que no se dan cuando hay que importar esos mismos alimentos. Otra forma sencilla de saber qué comer en primavera -o durante cualquier época del año- es preguntarlo a nuestros mayores.

Nuestros padres y abuelos han vivido una época en la que no era tan fácil encontrar cualquier alimento durante todo el año, al contrario, cada estación tenía sus productos y la alimentación giraba entorno a lo que había disponible en ese momento. De hecho, tal y como se dice, la naturaleza es sabia, y cada época del año nos aporta los productos que necesitamos en ese momento. Si te fijas, durante el invierno es la época de los cítrico, que tienen una alta cantidad de vitamina C. Precisamente la vitamina C es un gran refuerzo de nuestro sistema inmunitario, y cuando más lo necesitamos es durante la época de los resfriados. Por otro lado, en verano es la época de la sandía o el melón, dos frutas que contienen gran cantidad de agua y que nos mantienen hidratados durante los meses más calurosos. Pero en este artículo queremos facilitarte las cosas, por eso te vamos a explicar qué comer en primavera y qué productos podemos encontrar de temporada:

Frutas y verduras de primavera

En general, las verduras de primavera, esas que debemos consumir hasta que llegue el verdadero calor, son: acelgas, alcachofas, endivias, espárragos, espinacas, guisantes, judías verdes, lechugas o zanahorias. Por su parte, las frutas típicas de estos meses son: fresas, frambuesas, cerezas, ciruelas, albaricoques, paraguayas, nísperos o nectarinas. El plátano es una excepción que encontramos siempre porque el clima en Canarias permite cultivarlo con continuidad.

Carne de primavera

Aunque quizás no es algo tan conocido como el caso de las frutas y las verduras, hay pescados y carnes cuya temporada tampoco se alarga todo el año. Por ejemplo, ciertos animales tienen una temporada de reproducción concreta, por lo que sus crías solo estarán disponibles durante esa época concreta.

Si nos fijamos en las tradiciones, podemos intuir las carnes que están de temporada, por ejemplo, en primavera es la época de comer cordero. No es casualidad que durante la Pascua se coma el cordero pascual, pues es la carne que tradicionalmente estaba disponible. El ciclo de los corderos es el de parir en invierno y, para primavera, ya han engordado lo suficiente.

Otras carnes propias de la primavera es el pavo, el ganso y la oca. Aunque seguramente las dos últimas no son de las más populares en España, sí que los son en otros puntos de Europa y del mundo, y este es el mejor momento para comerlas. A día de hoy, el pavo ya es muy habitual en la mayoría de cocinas, y la realidad es que podemos encontrarlo fácilmente durante todo el año gracias a su cría en granjas.

Otras carnes que se pueden comer en primavera y en cualquier otra época del año es el cerdo, el pollo, el vacuno o los conejos de granja.

Pescado de primavera

¿Sabías que también hay pescados de temporada? Pues sí, hay ciertos tipos de pescado que es mejor comerlos durante esta estación, ya que sus ciclos de cría harán que se encuentren de forma más abundante y con un mejor sabor.

Los mejores pescados para comer en primavera son el besugo, la caballa, la anchoa, la merluza, el atún rojo, el pulpo o la sardina. Y entre los moluscos destacan la navaja o el mejillón.

Ahora que ya hemos hecho un repaso a los mejores alimentos que nos trae la primavera es momento de ponerlo en práctica y añadirlos a tu alimentación. Los productos de temporada no solo son más económicos, más sabrosos y más ecológicos, también nos dan la oportunidad de ir cambiando los sabores acorde a lo que nos pide nuestro cuerpo, evitando el aburrimiento de comer siempre lo mismo. Esta es una cosa que en Welthy tenemos muy presente, ya que todos nuestros menús saludables están hechos con productos de temporada, de kilómetro 0 y, siempre que es posible, ecológicos.