La escalivada es uno de los platos más reconocidos de la cocina catalana. A pesar de su sencillez y simplicidad, es un plato espectacular con un sabor muy característico y agradable. Además, su versatilidad hace que podamos usarla de mil formas distintas en muchas otras preparaciones. En ese caso, el pimiento escalivado lo usaremos para esta magnífica receta del menú de verano de Welthy: pasta integral con pimiento escalivado y queso crema light, una de las mejores recetas de pasta para verano. ¿Quieres saber cómo se hace? Ahora mismo abrimos las puertas de la cocina de Welthy para que sepas cómo se prepara este plato. ¡Vamos allá!

Ingredientes

  • Pasta integral, 350 gramos
  • Pimiento escalivado, 280 gramos
  • Queso crema light, 170 gramos
  • Leche desnatada, 56 gramos
  • Aceite de Oliva, 16 gramos
  • Pimienta negra, 6 gramos
  • Cebollino, 4 gramos
  • Sal Fina, 6 gramos

Pasta integral con pimiento escalivado y queso crema light: receta

  • En muchos supermercados podemos encontrar el pimiento escalivado. Sino, también podemos escalivarlo de forma sencilla en casa. En caso de que quieras escalivarlo tu mismo, puedes hacerlo en el horno o, preferiblemente, en brasa. En el siguiente punto te explicamos cómo hacerlo fácilmente.
  • Debemos cortar el pimiento en tiras de aproximadamente medio centímetro de ancho.
  • En una olla, ponemos a hervir la leche junto al queso crema light.
  • Agregamos el pimiento y sazonamos al gusto.
  • Añadimos el pimiento a esa olla y removemos para que los sabores se vayan integrando.
  • Cuando levante el hervor, bajamos el fuego y retiramos.
  • Deberá quedarnos una salsa homogénea de textura cremosa.
  • Ponemos una olla a hervir y cocemos la pasta.
  • Una vez que la pasta esté cocida, le añadimos la salsa de pimiento escalivado y mezclamos.
  • Cortamos el cebollino bien pequeño y lo esparcimos por encima del plato.

Qué es el pimiento escalivado

En muchos supermercados podemos encontrar el pimiento escalivado. Sino, también podemos escalivarlo de forma sencilla en casa. En caso de que quieras escalivarlo tú mismo, puedes hacerlo en el horno o, preferiblemente, en brasa. El nombre de escalivada o pimiento escalivado proviene del verbo catalán “escalivar”, que significa “cocer al calor” o “cocer a rescoldo”. Entonces, la escalivada (o las verduras escalivadas) dan nombre a una técnica culinaria más que a un producto en concreto. Esta técnica, la de escalivar, consiste en mantener alguna verdura o hortaliza cerca de la fuente del fuego, de modo que se va cociendo por dentro mientras la piel se dora o se quema. La brasa, va a dotar de un sabor muy característico la carne de esa verdura, haciendo que quede espectacular. Una vez ya está cocida, se retira la piel del pimiento -o la verdura que sea-, se corta a tiras y se aliña con un buen chorro de aceite de oliva. Otra opción, como en el caso de esta receta, es utilizar la carne de la verdura para hacer otras preparaciones más elaboradas.

Tradicionalmente, se entiende por escalivada a la berenjena, pimiento y cebolla hecha de esta forma, no obstante, se puede hacer con muchas otras verduras u hortalizas.

Un plato ideal para el verano

Como puedes ver, esta es una receta muy sencilla y de rápida preparación. Por lo tanto, es ideal para esos días de verano en los que tenemos planes y no tenemos ganas de estar mucho tiempo en la cocina. Además, el ingrediente estrella del plato es el pimiento, un producto de temporada de verano que destacamos en nuestro artículo sobre la alimentación saludable en verano.

El pimiento rojo es uno de los alimentos con mayor aporte de vitamina C, de hecho, tiene más de el doble que la tan famosa naranja. La vitamina C, como explicábamos en el anterior artículo, es un nutriente que cumple un papel esencial a la hora de ayudarnos a adaptarnos al calor. Estas vitamina, estimula las glándulas sudoríparas, cosa que nos permite hacer descender la temperatura corporal y evitar que suframos golpes de calor. Por otro lado, también cumple un rol esencial al evitar que nuestras células se oxiden como consecuencia de la acción solar y fomenta la creación de colágeno, evitando así la aparición de manchas, arrugas y quemaduras.